Seguidores

lunes, 28 de junio de 2010

LOS MÉRITOS

Alguna vez ya he comentado la ilógica a la que están llevando a la sociedad vasca los políticos nacionalistas y su uso partidista y bastardo del euskera o vascuence. Hoy me enteraba de otro caso que me ha dado mucha rabia. Escribir aquí es mi forma de soltarla.

Ya sabemos como se las gastan en el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), donde el conocimiento, hasta cierto nivel de euskera se equipara a lograr un doctorado. No olvidemos que estamos hablando de un servicio de salud, donde la atención adecuada y fiable al paciente debe ser una prioridad absoluta.

En Vizcaya, dependiente de la Diputación, hay otro servicio sociosanitario, el IFAS. Da trabajo a muchas enfermeras y auxiliares, aunque su prioridad es la integración de personas. Ancianos, hijos de toxicómanos, personas con problemas mentales...

Hoy me comentaban el caso de una chica que, tras 20 años trabajando para el IFAS, tras sacar en las oposiciones últimas un 8 sobre 10, ha podido comprobar como compañeras que sacan un aprobado raspado o incluso menos, están por delante suyo en las listas, ya que ella no tiene el nivel de vascuence que requieren y que, de hecho, es aún mayor que en Osakidetza. Un nivel 3 para enfermeras (lo que equivale a hablar perfectamente el idioma), un nivel 2 para auxiliares y un nivel 1 para el personal de limpieza.

Se ha dado incluso el caso de verse relegadas en las listas de contratación por detrás de compañeras de curriculum, es decir, que ni siquiera han hecho aún una oposición, porque acaban de concluir la carrera, por ejemplo, pero que saben el idioma eterno de los vascos.
Una persona con lustros de experiencia, absolutamente capacitada, con unos conocimientos muy altos, lo que se observa en su oposición, se ve relegada por otras de menos experiencias (si acaso la tienen), con menos conocimientos, menos preparada, pero, eso sí, que habla algo de euskera.

Aquí hay muchos perjudicados. Primero, la Lógica y la Justicia. La Lógica de poner en los puestos a los mejores. La Justicia de reconocer los méritos de un buen profesional valorando lo que es inherente a su trabajo. Segundo, los pacientes o personas atendidas, que, amén de ser mayoritariamente no vascoparlantes, se ven atendidas por personas menos preparadas, por el mero hecho de que saben algo de vascuence. Y tercero, el propio euskera, que incrementa la lista de personas agraviadas, de personas que acaban cogiendo una enorme tirria a una lengua cuya culpa es ser utilizada como ariete adoctrinador y diferenciador por unos políticos memos, sin escrúpulos y, en muchos casos, no vascoparlantes.

Esto es una vergüenza. Algo que ningún Gobierno puede permitir que ocurra en su País. Algo que debería hacer que un Presidente que defienda los intereses de todos los españoles dijera "No, Señores, hasta aquí hemos llegado. Ustedes no han sabido manejar esto como es debido. A partir de ahora, lo volveremos a hacer nosotros."

Así debería ser. De modo que reitero una pregunta que, últimamente, me viene mucho a la mente. ¿Quién le pone el cascabel al gato?

9 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

Lo único que se hace al actuar así es despreciar a los médicos y provocar que estos se marchen de España.
Y así nos va, que no sabemos apreciar lo que tenemos aquí.

Javier Tellagorri dijo...

Es una vrdadera lástima que los sociatas no se hayan atrevido todavía a eliminar toda esa normativa hitleriana que impusieron los peneuveros.
En Sanidad un Premio Nobel en Medicina vale la cuarta parte que el saber vascuence a efectos de méritos.

Lo mismo sucede con los barrenderos municipales ( fíjate lo que esos necesitan hablar para limpiar calles) o con los bomberos.

Nos impusieron durante 30 años los peneuveros normas racistas y de discriminación ideológica ( Igaul que para Adolf que los no nazis no eran alemanes, pra éstos los no peneuveros no so vascos, y para colmo los jefes no saben hablar en vascuence), y no hay ahora GUEVOS para quitar de una vez toda esa ignominia.

aspirante dijo...

EXpaña es el único país del mundo donde se prohíbe hablar el idioma común a todos, lo que debiera avergonzar a todos y sobre todo a uno que habita en un palacio cerca de El Pardo.
Einstein no podría dar clase en in instituto vasco o catalán por el hecho de no saber la lengua, pues sus conocimientos de física y matemáticas no le darían para aprobar la oposición.
Consecuencia de la legalización de la inmersión lingüistica y de la inmersión avalada por el tribunal prostitucional.

inisfree dijo...

Eso lo primero, soldado. Prima lo político por encima de lo necesario. Y todo ello, con el visto bueno de Madrid. O, si no, haría algo, ¿verdad?

inisfree dijo...

Efectivamente, pachín lópez iba a cambiar ese estado de cosas. Pero por lo que yo sé, creo que estoy bien informado, cara a las próximas oposiciones al Servicio Vasco de Salud, el euskera va a seguir valorándose igual.

En cualquier caso, el caso del IFAS depende de la Diputación de Vizcaya, que sigue en manos nacionalistas (y, de hecho, según las encuestas, podrían mantener incluso con mayoría absoluta en las próximas elecciones).

inisfree dijo...

Y, además, aspirante, a nosotros, que nos gusta opinar sobre política, que podemos ser más o menos subjetivos, pocas veces nos asiste tanto la simple lógica como en este caso.

Es que es de cajón. Es que hablamos de Salud. Es que permitir que nos atienda un médico con una capacidad inferior, porque sepa vascuence, puede poner en peligro vidas.

Así de sencillo.

Maribeluca dijo...

estoy deseando que a algún preboste muñidor le opere uno de estos que hable muy muy bien la vernácula...puede que cuando haya unas cuantas pifias se lo piensen mejor esta manada de totalitarios analfabetos

inisfree dijo...

Ya ves, Maribeluca. Es que recibir el pésame en euskera consuela mucho...

Draco dijo...

Pues como yo suelo decir: "alguien que le ponga un par de bahamondes".

Ya me entiendes :D