Seguidores

domingo, 13 de noviembre de 2011

RESULTADO ENCUESTA 20N (tres opciones preferentes)

Como sabéis, junto a la encuesta normal, de intención de voto, os sugerí otra en la que se podían dar hasta tres respuestas posibles. Trataba, con ello, de comprobar la simpatía con la que cuentan entre el electorado otras opciones más minoritarias.

Los resultados han quedado así:

PSOE 89 (42 %)
IU 83 (39 %)
UPyD 78 (36 %)
PP 75 (35 %)
Blanco 55 (25 %)
LOS VERDES 33 (15 %)
Abstención 31 (14 %)
FE de las JONS 17 (7 %)
CiU 15 (7 %)
DN 12 (5 %)
C´s 11 (5 %)
PNV 9 (4 %)
EA 9 (4 %)
PA 8 (3 %)
Aralar 8 (3 %)
BLOC-IDPV-EV-EE 6 (2 %)
ERC 6 (2 %)
PCPE 6 (2 %)
PACMA 4 (1 %)
NaBai (Geroa) 4 (1 %)
CC 4 (1 %)
CHA 4 (1 %)
PSD 4 (1 %)
BNG 3 (1 %)
PAR 3 (1 %)
Unitar per les Illes 2
PUM+J 1
CENB 1

214 personas han tomado parte, 57 menos que en la otra.

PSOE y PP mejoran sus porcentajes en un idéntico 8 por ciento. Números lógicos.

Pero lo que yo tenía en mente, sobre todo, era sacar a la luz a las formaciones más perjudicadas por el bipartidismo y el voto útil. Son partidos políticos que cuentan con una simpatía entre el electorado bastante más alta de la que sus resultados demuestran. Partidos que nos caen bien, con propuestas con las que sintonizamos, pero a los que, finalmente, dejamos a un lado porque, pensamos, votarles sería desperdiciar nuestra papeleta.

Ésa es una de las consecuencias de nuestro sistema electoral.

Dividiré a los "damnificados" en dos grupos.

Por un lado, los grandes perdedores de esta situación. Formaciones con una bolsa de votantes potencialmente alta, que se quedan poco menos que en datos marginales, sin grupo parlamentario propio, incluso.

Por supuesto, hablamos de Izquierda Unida y Unión Progreso y Democracia. En la segunda encuesta, los de Cayo Lara pasan de un 10 a un 39 por ciento, segundos, tras el PSOE. Los de Rosa Díez, por su parte, saltan del 11 por ciento al 36 por ciento. Espectacular, también.

Éstos son, sin duda, los mayores paganos de nuestro sistema electoral. Los ciudadanos votamos en nuestras respectivas provincias y, en muchas de ellas, sabemos que los miles de votos que reciban estos partidos no serán suficientes para el logro de un escaño.

Ergo, "me caen bien, pero, lo siento, es tirar el voto en mi provincia". "PP y PSOE se van a repartir los escaños y a mí me interesa que sean para...".

Hay que reconocer que es una situación bastante poco democrática. No es de extrañar que ambos sean quienes encabecen los movimientos en pos de una modificación sustancial del sistema electoral.

En un segundo grupo nos encontramos con el despegue de otras formaciones que, sin ser tan espectacular como el caso de IU o UPyD, sí es, al menos, significativo.

En este caso, me refiero a Los Verdes (lo que sería, seguramente, Equo), Falange Española de las JONS y Democracia Nacional.

Los primeros, de la mano de Equo, pueden lograr unos resultados interesantes beneficiados, como los comunistas, del posible descalabro socialista. Sin embargo, sólo se puede depositar una papeleta, y, a priori, recibirán los restos del PSOE e IU. Tendrán que esperar a los electores que descarten a estas opciones.

Otro caso interesante son los partidos del ámbito patriota. Falangistas y Democracia Nacional. Sus números, habituales, apenas alcanzan los 10000 votos. Sus expectativas son mínimas. Sin embargo, con la opción de dar tres posibles respuestas han subido muchos enteros.

¿Conclusión? Hay un importante cuerpo electoral próximo al patriotismo que, por la escasa relevancia de los resultados de tantas pequeñas formaciones, optan por girar su preferencia hacia, principalmente, el Partido Popular. No encuentran una alternativa fiable, con posibilidades. Algo semejante a lo que, poco a poco, PxC está logrando en Cataluña.

El domingo, y más tras la discutible norma del 0,1 por ciento, nos encontraremos con más de lo mismo. En la inmensa mayoría de las provincias sólo PP y PSOE tendrán opciones reales de lograr representación. Muchos electores desecharán otras opciones por este motivo. Lo que revierte en un resultado general de las elecciones viciado y, ¿por qué no decirlo?, puede que sustancialmente distinto del que veríamos con otro sistema más justo.

Y es que, al final, más que votar al Partido que más nos apetezca, nos invitan, simplemente, a decidir quién queremos que gobierne. PP o PSOE.

13 comentarios:

CAPITAN TRUENO dijo...

A tenor de los resultados, comparativamente con las encuestas de la prensa que circulan desde hace meses, mi conclusión es que los trolls están desesperados buscando blogs en los que se pide opinión de voto.
Solo así se entiende una ventaja sobre el PP como la que refleja el resultado.
Un cordal saludo.

zurigorri dijo...

Sea lo que sea, que pase ya el 20-N que menudo coñazo que es aguantar a los políticos españoles. Cada día me aburren más

inisfree dijo...

Anda, Capitán Trueno, pués igual va a ser eso. Lo mismo el auténtico Richelieu Rubalcaba ha dado orden directa de llenar la encuesta del blog de Inisfree de votos socialistas.

inisfree dijo...

Pués que pase, zurigorri, que pase. A ver si iniciamos una nueva etapa más ilusionante y esperanzadora para todos.

Trecce dijo...

Que esta democracia que tenemos es imperfecta, está clarísimo.

inisfree dijo...

Trecce, de tan imperfecta habría que preguntarse si es una democracia.

Lanseros dijo...

Aunque me resulte algo inquietante... suscribo las palabras de Zurigorri al 100% XD

zurigorri dijo...

Dí que sí, Lanseros. Si al final somos como el amanecer y el atardecer, que damos la misma luz pero proyectamos las sombras en distinto sentido xDDD

Por cierto, como perezoso asiduo al voto por correo, ya he cumplimentado las papeletas del senado (las únicas que te permiten apoyar a 3 opciones distintas), pero vamos, que si ya me cuesta prestar mi apoyo a un partido no te quiero contar encontrar a tres...

inisfree dijo...

Lanseros y zurigorri, ¡cómo os entendéis! Si es que mi blog junta lo injuntable y une lo inunible, cosiendo lo incosible y amalgamando lo inamalgable, jajaja.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Ya les gustaría a esa izquierda rancia que el 20-N fueran esos los resultados. Claro que entonces dejaríamos cortos a los griegos

Un abrazo

Reinhard dijo...

¿Y si Fredo se saca un conejo de la chistera y no hay elecciones,eh?

inisfree dijo...

Sería de traca, José Luis. De traca.

inisfree dijo...

No, Reinhard. Creo que, hoy por hoy, es imposible.