Seguidores

jueves, 13 de mayo de 2010

EL PRINCIPIO DEL FIN... ¿O NO?



La cara del Presidente (cómo cuesta escribirlo con mayúscula) fue todo un poema. Cabizbajo, atribulado, cariacontecido, deprimido, apagado, ido,... derrotado. Esa es la palabra. Zapatero está derrotado.

Su rostro era un poema, peor aún, una auténtica tragedia. Por una vez, se pareció un poco a la que ponen miles y miles de españoles al perder su empleo. Se asemejó a la estampa de tantos compatriotas para los que, hace ya tiempo, ni los lunes hace sol. Tantas personas que llevan meses disfrutando de tiempo de sobra para leer los periódicos y buscar trabajo en la sección correspondiente, más o menos después de Economía, más o menos después de las noticias sobre los millones y millones que se entregan, de los fondos públicos, a los sindicatos.



Europa ha dicho basta. Europa ha dicho que, si un país que por tamaño, población y capacidad debiera ser una de las locomotoras del Continente, se convierte en un lastre, es un gran lastre. Y Europa ha dicho alto y claro que si hay que ayudar, ayudará. Pero sólo si antes nuestro Gobierno deja de lado su enfermiza ineptitud, deja de lado su derroche, deja de lado su mala gestión, se desdice de toda la sarta de demagogias estúpidas que han supuesto su gobernar, se olvida de su izquierdismo militante, absolutamente incompatible con cualquier medida anticrisis, y hace lo que le dicen. Punto. O lo tomas o lo dejas.

Y Zapatero sabe, o se lo ha dicho alguien que sabe, que la cosa está muy negra. Que el caso de Grecia puede convertirse en el caso de España. Y que, quizá entonces, el resto de los países no estén por la labor de sacar del atolladero a otro país que se ha metido en él voluntaria y temerariamente.


Las medidas a adoptar son drásticas. Lo terriblemente lamentable es que, si se hubiera trabajado como es debido hace años, no hubiéramos llegado a esto. Pero es lo que tiene tener un Gobierno de izquiedas. Gobernar, para estos individuos, es, únicamente, el arte de hacer lo necesario para ganar las próximas elecciones. Cualquier medida a tomar se decide, principalmente, en términos de rédito electoral.

No ha habido en Europa un grado tamaño de irresponsabilidad e imbecilidad gubernamental. No ha habido en Europa un Gobierno más embustero y manipulador. No ha habido en Europa un fracaso económico tan grande como el socialista español.

Zapatero está derrotado. No hay justificación para no disolver, ya, el Parlamento y convocar elecciones. Bueno, hay una. En los buenos y en los malos momentos, los socialistas españoles siempre trabajan y deciden teniendo en cuenta los próximos comicios. Y tienen claro que, en estos momentos, diga lo que diga el CIS, el PP barrería, casi seguro, logrando una clara mayoría absoluta.

Por eso, la derrota del fracasado, el principio del fin de este mal llamado gobernante, de este Señor que no haría un buen papel ni de presidente de una Comunidad de Vecinos, puede no ser definitiva.

España es el país de la alergia a la dimisión, de los balones fuera, del convertir los fracasos en éxitos,... España es el país de los coros mediáticos, de los subvencionados, de los favores debidos... España es el país de los sindicatos, de los de la ceja, de los que opinan sin conocimiento, pero con los bolsillos repletos. España es diferente.


Por eso, Zapatero, que de economía no sabe, que de gobernar no entiende, que de rodearse de personal cualificado en vez de amiguitos no se plantea, tiene muy clara una cosa. Si aguanta, faltan aún dos años para las elecciones. En ese tiempo, las cosas pueden, deben mejorar. Amigos tiene muchos. Favores le deben tantos como amigos tiene y alguno más. La oposición está inmersa en la pusilanimidad y en sus propias batallas.

Hoy está derrotado. Pero si el partido no acaba aquí, aún puede remontar.

16 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Le quedan dos telediarios.
De hecho, lo de ayer fue el comienzo de la cuenta atrás,del fin del presidente más nefasto,cancerígeno,sectario,inepto e incapaz que hs tenido este país.
Nos esperan meses durísimos con huelgas generales,conflicto social y movilizaciones.
Al final - y a palos-, los sindicatos se ven en la obligación (sí o sí) de salir a la calle.
Se acabaron los engaños.

inisfree dijo...

¡Que se vaya! ¡Que se vaya, por Dios, si le queda un mínimo de dignidad!

En cuanto a los sindicatos, no pondría yo la mano en el fuego por ellos. Aunque si huelen a muerto, no van a perder más credibilidad, si alguna les queda, intentando resucitar a un cadáver político.

Maribeluca dijo...

pues eso, huele a fín de baraka y a cadáver político, pero ya verás cómo se agarra a la poltrona desesperadamente...

inisfree dijo...

Me temo, Maribeluca, me temo.

Si para ser Presidente no hace falta ser muy listo, para aferrarse a la poltrona sólo hace falta ser desvergonzado.
De eso, esta gente anda sobrada.

Javier Tellagorri dijo...

Amigo Inisfree a éste sólo lo echan los tanques o el veneno para las cucarachas.

Dudo mucho que los sindicatos, tan señoritos y vividores del buen vivir ellos, hagan algo contra su benefactor.

La masa, aún pasandolas canutas, no se mueve ni un milímetro sin un lider con prestigio que la arrastre, y de eso no hay en España.

Aguantará, como Gonzalez con ministros en la cárcel y medio psoe procesado penalmente, hasta que alguien salga a dar voces como hizo en su día Aznar, y le costó mucho convencer al gentío de que le votaran.
Hoy, por ahora, están los malísimos de ZP y otros iguales en la oposición. Quizá lo eche Obama.

inisfree dijo...

Como le he dicho a Maribeluca, pura y dura desvergüenza, Tellagorri, pura y dura desfachatez.

Y la confianza de saber que siempre habrá alguien que les saque la cara.

Soldado Vikingo dijo...

Yo temo que se agarre al sillón de la Moncloa hasta el final.
Está claro que después de esta legislatura (si no antes) acabará su carrera política. Miedo me da a lo que se pueda dedicar.

inisfree dijo...

Por lo que he leído, tenía bastante pensado el no presentarse a las siguientes elecciones.
Así se lo había prometido a su mujer, al parecer.

Parece que, como Aznar, es de los que veían la serie aquella de "Con ocho, basta".

DORAMAS dijo...

Detallado el post, aunque yo cambiaria el titulo por:
"EL FIN DEL PRINCIPIO...SOCIALISTA.

inisfree dijo...

Doramas, "principios" "socialistas". No sé, yo, al menos, no consigo amalgamar una frase creible con esos dos términos que no implique negación.

Un saludo.

aspirante dijo...

Siento ser pesimista, pero yo no lo veo derrotado por culpa de la oposición, que no e echa ala calle y moviliza a la gente. Puede estar abatido, pero no derrotado.
Con toda la prensa a favor y la escasa diferencia en las encuestas a este tío no nos lo quitamos ni con agua hirviendo.
Seguro que mintió a Sonsoles, que él y la verdad son incompatibles.
Excelente post.

inisfree dijo...

Gracias, aspirante.

Y tocas el interesante tema, desconcertante, casi diría yo, del papel de la oposición en esta tragicomedia..., perdón, tragedia, a secas.

Mariano da la sensación de jugar a defender. Podría tener un poker e ir a por toda la mesa, pero parece que se ve, sólo, con una pareja de doses... y no va.

aspirante dijo...

El problema es que Mariano me inspira tan poca confianza como ZP. No tiene empuje, garra ni coraje. Se deja llevar. Con el viento en contra dudo mucho que sepa navegar.
Por cierto, ayer inserté un comentario en tu anterior post, pero no veo que aparezca publicado, ignoro los motivos.

BRUC dijo...

Estimado amigo,
Bien sabes que no he coincidido contigo en algunos puntos de vista referentes a tus siempre interesantes articulos; sin embargo en este último debo decir que coincidimos en su totalidad. Asimismo coinciso con "aspirante" en el papel de esta ¿oposición? al Gobierno que existe en España.

inisfree dijo...

Aspirante:

Lo siento. No te sé decir el motivo de que no aparezca tu comentario. Supongo que son cosas de esos malignos aparatos que yo manejo a un nivel bastante básico. Te ruego me disculpes.
Sí me consta que no sólo te ha pasado a tí. A mi hermano también.
De hecho, eliminé la opción de repasar los comentarios antes de publicarlos para, pensaba, facilitarlo.
Confío en que no vuelva a ocurrir.
Un abrazo.

inisfree dijo...

Querido Bruc:
Es un plácer recibirte en este mi pequeño rincón de pensamientos, gustos e ideas.

Con respecto al hecho de no coincidir en determinados aspectos, no lo des por seguro. Mis ideas cambian, no son inmutables. Me considero una persona permeable a los argumentos.
De hecho, si hiciera un repaso de todo lo que he escrito anteriormente, seguramente encontraré cosas que ahora mismo no suscribiría o que, cuando menos, modificaría.
Lo que escribo es, exactamente, lo que pienso de esa cuestión en ese momento. Como tal me gustaría que fuera entendido.
Un saludo.