Seguidores

martes, 18 de mayo de 2010

EL ABUELO

Marcho unos días de vacaciones, de modo que no estoy dispuesto a amargarme pensando en nuestra ínclita casta política, en nuestra situación económica, en nuestro futuro como país... No, no pienso amargarme hoy.

Es un día de esos adecuado para poner algo de música. Y pensando qué proponeros escuchar, he recordado una preciosa canción de Alberto Cortez. Un tema que me pone un nudo en la garganta cuando la escucho. Y aprovechando que voy a salir unos días de España, lo dedico a todos aquellos compatriotas que, por motivos menos banales que el mío, tuvieron que dejar su tierra para labrarse un futuro lejos. Personas que emigraron a países para salir adelante y lo hicieron sin pretender cambiar la sociedad ni la idiosincrasia de aquellos que les recibían.

Espero que os guste.



El abuelo un día
cuando era muy joven
allá en su Galicia,
miró el horizonte
y pensó que otra senda
tal vez existía.
Y al viento del norte
que era un viejo amigo,
le habló de su prisa,
le mostró sus manos
que mansas y fuertes,
estaban vacías,
y el viento le dijo:
""Construye tu vida
detrás de los mares,
allende Galicia"".

Y el abuelo un día
en un viejo barco
se marchó de España.
El abuelo un día,
como tantos otros,
con tanta esperanza.
La imagen querida
de su vieja aldea
y de sus montañas
se llevó grabada
muy dentro del alma,
cuando el viejo barco
lo alejó de España.


II

El abuelo un día
subió a la carreta
de subir la vida.
Empuñó el arado,
abonó la tierra
y el tiempo corría.
Y luchó sereno
por plantar el árbol
que tanto quería.
Y el abuelo un día
lloró bajo el árbol
que al fin florecía,
lloró de alegría
cuando vio sus manos,
que un poco más viejas
no estaban vacías.

Y el abuelo entonces,
cuando yo era niño,
me hablaba de España,
del viento del norte,
de la vieja aldea
y de sus montañas.
Le gustaba tanto
recordar las cosas
que llevo grabadas
muy dentro del alma,
que a veces callado,
sin decir palabra,
me hablaba de España.


III

El abuelo un día,
cuando era muy viejo,
allende Galicia.
Me tomó la mano
y yo me di cuenta
que ya se moría.
Y entonces me dijo,
con muy pocas fuerzas
y con menos prisa,
""prométeme, hijo,
que a la vieja aldea
irás algún día,
y al viento del norte
dirás que su amigo,
a una nueva tierra
le entregó la vida.

Y el abuelo un día
se quedó dormido
sin volver a España.
El abuelo un día,
como tantos otros,
con tanta esperanza.
Y al tiempo al abuelo
lo vi en las aldeas,
lo vi en las montañas,
en cada mañana
y en cada leyenda,
por todas las sendas
que anduve de España.

8 comentarios:

aspirante dijo...

Felices vacaciones y espero que nada te las amargue, que el volcán islandés ya ha paralizado el aeropuerto de Londres otra vez.
Nos leemos a tu vuelta.

inisfree dijo...

Gracias, aspirante.

Ya ves, aquí mi mujer y yo pendientes de las cenizas...

¡Pero si ni siquiera fumamos...!

Soldado Vikingo dijo...

¡Que te lo pases bien en el viaje, camarada!. ¡Cuidate!.

inisfree dijo...

Gracias, soldado. Hasta dentro de unos días.

Maribeluca dijo...

un garbeo siempre viene bien, hasta pronto y que lo disfrutes

Javier Tellagorri dijo...

Buen descanso mental y mucha relajación te deseo en tus vacaciones.

La letra de esa canción es preciosa.

Qué disfrutes.

inisfree dijo...

Gracias a todos.

El portátil me va a acompañar, pero no confío en disponer de tiempo más allá de para conectar con la familia por el MSN a ver qué pasa.

Si Dios quiere, el domingo estoy de vuelta.

Natalia Pastor dijo...

Feliz descanso y que recargues baterias, que falta nos hace.
Un beso.