Seguidores

jueves, 1 de julio de 2010

HAY QUE SER HIJO DE PUTA


Me permito copiar una entrada de la página mascoteros.com (abajo incluyo el enlace), que me ha impactado y me ha hecho sentir un tremendo asco y unas ganas terribles de hacer daño.


Esta raza ha forjado su leyenda como los grandes rescatadores de personas perdidas en la montaña.

La paradoja, uno de los días más negros para esta raza, ha tenido que ocurrir en Villanueva de Duero con la muerte por sed e inanición de cuatro ejemplares de san bernardo, perros que miden no menos de 65 centímetros en la cruz y que pesan en torno a 80 kilos, lo que da idea del grado de abandono al que fueron sometidos.

El caso se ha destapado por la intervención de la Guardia Civil tras el aviso de unos vecinos, extrañados de no escuchar los constantes ladridos de los perros. Y lo que es más asombroso, es que cuando llegaron los agentes, el grado de putrefacción de los molosos era tal, que costaba saber a qué raza pertenecían, a pesar de que el tamaño y el pelaje de estos perros alpinos es muy característico.

"Ha tenido que ser una muerte espantosa. Nos parece normal que hayan imputado al dueño un delito de abandono, pero no nos cuadra que no le hayan añadido un presunto delito de maltrato", señaló este martes Fermín Pérez, responsable de la Sociedad Protectora de Animales y Medio Ambiente, Scooby, de Medina del Campo.

Pérez señaló que este tipo de perros puede soportar hasta 40 días sin comer, aunque "otra cosa" es el tiempo que han aguantado sin beber. A su juicio, abandonos de este calibre deben ser castigados con todo el peso de la ley, por lo que anunció que su protectora se presentará como acusación particular.

En la misma línea, un veterinario de Valladolid aseguró que la muerte debió producirse por no beber. "Depende de las condiciones y de la temperatura. Lo normal es que mueran al cabo de 3 o 5 días. Cuando la deshidratación llega al 10% o al 15%, se mueren", indicó el veterinario, quien destacó que "por fortuna" no son habituales estos casos en la provincia.

Tras las investigaciones abiertas por el aviso de los vecinos, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), de la Guardia Civil de Valladolid, procedió a la imputación de una persona, un varón de 32 años con domicilio en Valladolid y con finca y casa en Villanueva, como autor de un delito relativo al Medio Ambiente. En concreto, por abandono de animales domésticos con resultado de muerte.

Una vez se hizo cargo el Equipo de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil de Valladolid, y realizó una inspección ocular en el lugar, descubrió en el interior de la finca los cadáveres de cuatro perros de raza san Bernardo, por lo que una vez localizado el propietario de la finca se procedió a imputarle el hecho delictivo.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Valladolid instruye las correspondientes diligencias que han sido remitidas al juzgado.

http://mascoteros.com/proteccion-animal/184-el-dueno-de-cuatro-san-bernardos-los-deja-morir-de-sed-en-villanueva-de-duero

¿No compartís conmigo unas enormes ganas de dejar pasar a este desgraciado un poco de sed? ¿No sería una buena idea dejarle atado a una estaca un rato? ¿Unas horas? ¿Algún diilla suelto? No demasiado. Sólo para que tenga la oportunidad de disfrutar él lo mismo que quiso para sus perros. Qué hijo de puta hace falta ser para ser capaz de algo así.

19 comentarios:

zurigorri dijo...

Me gustaría que este hombre entrara en prisión, y que las condenas por casa uno de los animales fueran acumulativas.
Lo que pasa es que no sabemos en qué va a quedar esto.

Por desgracia, a nada que te muevas por zonas rurales, puedes ver cantidad de animales, sobre todo perros, en condiciones lamentables, sin apenas comida, o encadenados el 98% del día.
Es asqueroso

inisfree dijo...

Pero porque sus dueños, zurigorri, se creen que les sale gratis. Y suele ser así. Severidad en las penas (dentro de una lógica). Eso es lo que hace falta.

Dams dijo...

Estoy de acuerdo que estos comportamientos han de tener su castigo, y duro. Pero hay otra situación que me preocupa muchísimo más, y es la cantidad de perros sin bozal e incluso sueltos que pasean propietarios inconscientes por la calle incluso en proximidades, es más, dentro de parques infantiles, playas,y demás espacios públicos. A mis hijas en más de un ocasión las han asustado y hecho llorar y la respuesta siempre es la misma NO HACE NADA. Nunca hacen nada....hasta que lo hacen y muerden o desfiguran o incluso matan a un niño o un adulto. Casos conozco y se olvidan a los pocos días no siendo tan publicitados como un animal maltratado. Y aunque no hicieran nada, NO tengo porqué soportar que asusten a mis niñas en un parque infantil o en una playa.

Solución: penas duras para los que maltratan a los animales sí, pero sepa usted que si lleva un perro sin bozal y agrede e incluso mata a un niño será acusado de asesinato y no habrá seguro que le salve. Usted sabrá si lo lleva amarrado y con bozal o no.

Hay que acabar con la impunidad. Pero por ambas partes.

Un saludo.

inisfree dijo...

Te entiendo, Dams. Nadie tiene por qué soportar a un perro de otro. Yo procuro que la mía no moleste a nadie. Sólo la suelto en el monte o en sitios apartados.
El bozal, con el perro bien cogido, si no es de raza peligrosa, no es necesario.
En cualquier caso, estoy de acuerdo contigo en la dureza contra el dueño de un perro que cause daño a alguien. Por mucho que nos gusten, antes son las personas.

Tampoco, debo decir, me gusta tener que soportar al hijo gritón de otro en un restaurante. Que, a veces, parecen guarderías. Y, también pasa, bastante a menudo, de hecho. Mientras sus padres y amigos están ajijí ajajá tomando algo, los niños, volviendo loco al personal.

Anónimo dijo...

Estimado Inisfree,
está claro que está gentuza está impune ante estos delitos.
Hace falta ser cobarde y animal para infringir dolor a un ser inferior que no puede defenderse.
Yo lo mandaba al talego un añito para que espabilara.
Y a los que ahorcan galgos los colgaba media horita de los cojones.
No se si piensas igual?.
Un saludo.

inisfree dijo...

Absolutamente, anónimo. Personalmente, no soporto a esa gentuza. Se aprovechan de los pobres animales, que confían en ellos, para hacerles lo que no se atreven a hacer a un igual.
Son basura, ratas cobardes.

Dams dijo...

Hombre yo me refería a molestias graves y agresiones. Fíjate que obvié lo de las cagarrutas y ladridos a horas intempestivas.
En eso podemos llegar a un acuerdo: vosotros toleráis los niños un poco revoltosos y gritones, y nosotros no pedimos que les cosan los esfínteres a los perros y les corten las cuerdas vocales.

inisfree dijo...

Jaja, Dams. Ahí te he visto bien... Un saludo.

Maribeluca dijo...

Sí; y por otra parte, abundo en la opinión de Dams

Anónimo dijo...

Estimado Dams,
los hechos que expones no son comparables.
En un caso se tortura a un ser inferior que sólo demuestra cariño a su amo de una manera cruel y cobarde.
Los que llevan los animales sin cuidado a que molesten o agredan a otras personas, que caiga todo el peso de la ley sobre ellas.
Pero los primeros son despojos mezquinos cobardes y enfermos que maltratan; y los segundos son gente incívica pero que no pretenden causar ningún mal adrede.
Ergo no son comparables los dos casos.
Por cierto yo tolero a los niños revoltosos, pero si se te ocurre coserle el culo a un perro o coartarle las cuerdas vocales entras en la categoría de hijo de la gran putas asqueroso.
Un saludo

Natalia Pastor dijo...

No es que sólo sea un malnacido, es que carece de la más mínima sensibilidad, de un atisbo de humanidad.
Debería estar penado al igual que en los paises anglosajones, donde ua acto así acaba con los huesos en la cárcel de la alimaña.

Soldado Vikingo dijo...

Si, hay que ser un hijo de la gran puta para abandonar así a unos animales y dejarles morirse de una forma tan cruel y agónica.
Y lo mismo se puede decir de todos aquellos que ahorcan a los galgos.

inisfree dijo...

Pués sí, Anónimo, es cierto, incivismo no es comparable con crueldad y cobardía.

En cualquier caso, creo que no es cosa de comparar. Según entendí a Dams, a él le dan tanto asco como al que más elementos como esos.
El tema que sacó viene, si no me equivoco, por recientes sucesos terribles que han acontecido con animales. Y yo estoy de acuerdo con él.

No puedo entender que ningún animal de nadie pueda causar la muerte de un ser humano. Es responsabilidad absoluta de su dueño. Y merece recibir el castigo correspondiente.

inisfree dijo...

Porque esas personas, Natalia, merecen castigos ejemplares. Un animal, como un niño, es un ser indefenso. La Ley debe velar sobre manera por él.

inisfree dijo...

Exacto, soldado. Eso es todo lo que quería decir con esta entrada (y con otra que hubo anterior al respecto).
A mí, es que es un tema que me enerva. Me hace perder la sangre fría y las formas.
Lo siento, es uno de mis puntos débiles.

Anónimo dijo...

Entiendo tu explicación Inisfree. HE de reconocer que también me saca de mis casillas este tema. En Extremadura ya he visto algún galgo colgado con pita de pescar y se me rompe el corazon.
De hecho no me fio de mi mismo en cuanto a la reacción que tendría si le pillo con las manos en la masa.
También insisto en que a mi me encantan los animales, pero ver mi ciudad llena de cagadas de perro o dueños imprudentes, o niñatos pastilleros con sus Pitbulls azuzandolos también me saca de mis casillas.
Un saludo a todos los contertulios

inisfree dijo...

Yo me temo que no me imagino viendo un animal colgado, Anónimo. Como ya comenté en su día, soy incapaz de leer la sección de animales de La Razón los sábados, cuando hablan de maltratos, torturas u otras penurias. Y digo leer. No te digo ya ver.

No suelo emplear este vocabulario en mi blog. Pero voy a acabar como empecé: ¡Pero que hijos de puta!

carmen herrera dijo...

Aparte de que hay que ser muy HIJO DE PUTA con mayusculas, que triste es ver lo tercermundistas que somos, bueno, que son algunas personas, con los animales, no dándose cuenta los autores del Codigo Penal de que la cultura de un pais se mide, además por su trato a los animales y en España en este sentido estamos a la cola, incluidas sus fiestas populares. Yo votaría por sustituir en estas, al animal en cuestión por el Concejal de Festejos y su pastelera madre.

inisfree dijo...

Pués sí, Carmen, tienes, claro, toda la razón. Muy acertada tu opinión sobre lo que mide el nivel de cultura en un País. Aquí estamos en paños menores en ese aspecto.