Seguidores

sábado, 17 de julio de 2010

EL CONGO BELGA

A mí, de pequeñito, de natural pelma que yo era, daban muchas ganas de mandarme a la m..., perdón, a hacer puñetas. Claro, el término (no puñetas, que tampoco, sino el otro) no era el adecuado para mis oidos. En su lugar, recuerdo, tenía que oir con frecuencia eso de "Vete al Congo belga". Finos que éramos. Recuerdo un familiar que, en el fragor, en el campo de futbol, de los gritos contra el trencilla, más bien contra su madre, sólo acompañaba con las palmas y gritaba la última sílaba, "...ta", obviando las tres anteriores.

No resulta por menos que curioso que esta expresión, escondida en lo recóndito de mi memoria, haya venido a mi mente hoy, pensando un poquito en... ¡el Debate sobre el Estado de la Nación!

Pero así ha sido. Y, tal cual, os lo traslado.

Francamente, amigos, creo que estamos perdidos. Creo que los que esperamos otra España, diferente, igual, solidaria, no tenemos nada que hacer.

En la Presidencia, un señor sin grandes atributos intelectuales, que no sabe que preside, que huye de calificar a España como Nación para no molestar ni perder posibles votos. Un Presidente que ha tenido que renegar de todas sus promesas electorales, que se ha equivocado en todas, que ha gastado a manos llenas, sabiéndose en crisis, para lograr mantener el poder. Un Presidente que olvida que lo votaron no sólo a él, sino a un programa electoral, pésimo, eso sí, y sumamente irresponsable y estúpido, pero que era el suyo y, por ende, el de sus votantes.

En cualquier democracia, si tienes que defenestrar todo lo que propusiste, todo aquello que planteaste para llegar al poder, lo mínimo, por coherencia, es dimitir.
O eso es cierto en el resto del mundo, con lo que lo de España sería cualquier cosa menos una democracia o, si en otros sitios pasara lo mismo que aquí, y el Presidente hiciera de su capa un sayo, entonces, democracia, al menos, para mí, no.

Lo que está pasando en España no tiene explicación ni perdón de Dios. Que el Presidente conspire con una región para buscar métodos para saltarse las directrices del Tribunal Constitucional, principal garante de nuestra Ley Primera, y, de hecho, proclive a la afección por el socialismo, por mor de aquellos viejos acuerdos Fraga-González, es incalificable.

Hasta que punto llega este socialista que se salta a la torera la decisión sobre algo que está por encima de él de unos Jueces que, de hecho, son demasiado favorables a sus posturas. En cualquier lugar, ésto justificaría una acción incontestable de cambio de Gobierno.

Aquí no. Esto no es una Democracia, es una m..., perdón, es un Congo belga de Democracia. Y, lo que es peor. No hay pinta de que un cambio de Gobierno mejorara sustancialmente las cosas.

Todos, absolutamente todos, derechas, centros o izquierdas, acaban como rehenes de los votos nacionalistas. Todas las decisiones que quién gobierna debe tomar, son mediatizadas por ellos.

Y nadie es capaz de sacarnos de esta espiral. Zapatero, por supuesto, no. ¿Pero los demás? Tampoco.

Ésto es una desvergüenza, un desastre, un caos. Me tienen todos, TODOS, hasta lo más alto.

Señorías, todas Sus Señorías, ¡váyanse al Congo belga!

9 comentarios:

Maribeluca dijo...

a mi también me mandaban para allá o me decían que me comprara un mono..lo del mono a veces lo digo, o les mando freirlos, pero reconozco que soy bastante menos fina que nuestros ancestros para con mis productas (pero es que hace mucho calor y son adolescentes,algo hay en mi descargo) Lo de nuestros políticos merece calificativos más fuertes, pero no desaría que cayeran las escamas de sus ojos respecto a mi delicado y dulce carácter..un saludo.

Javier Tellagorri dijo...

Pues, ya te puedes ir tomando cantidades cuarteleras de TILA, porque estando el patio como está, con un gallego memo total y que más parece belga, sin ser del Congo, el tiranosaurio va a durar unos ocho añitos más.

Soldado Vikingo dijo...

Para empezar, un voto en Toledo o Cáceres debería valer lo mismo que uno en Barcelona o Bilbao. Al valer más por que allí hay más problación, se permite un acceso facil al Parlamento en beneficio de los separatistas. Recuerdo haber oido decir a Blas Piñar que en su momento Fuerza Nueva no obtuvo más diputados por esa ley.
Segundo, si Zapatero tuviera algo de verguenza torera dimitiría y se escondería para siempre, pero está claro que nadie en su sano juicio volverá a contratarle y siempre es mejor seguir chupando del bote.
Y, por último, este tipo de sucesos explicarían donde está el triángulo de las Bermudas donde suceden cosas inexplicables: en España.

inisfree dijo...

Más fuertes, Maribeluca, bastante más fuertes. Yo, de verdad, que ya no sé qué decir de ellos. De todos ellos. Nuestros políticos...

inisfree dijo...

Pués fácil Tellagorri. Con la manita de los hijos de Sabino para ir tirando hasta que les llueva menos, se plantan en dos años y, entonces, veremos. Yo, a Rajoy, no le veo triunfador, ni mucho menos.

inisfree dijo...

La Reforma de la Ley Electoral es fundamental, Soldado. Partidos minoritarios en el conjunto de España no deben tener cabida en el Parlamento. Que para eso está el Senado.
Al final, da igual quién gobierne. Los nacionalistas siempre chupan del bote. Y, además, nunca dejan de quejarse.

aspirante dijo...

Los males de nuestra nación proceden de una constitución elaborada con complejos por parte de la derecha de aquellos tiempos, que con tal de borrar su pasado franquista tragaba con todo lo que le imponía la izquierda y los nacionalistas. Del titulo 8º, el relativo a las autonomías y de la nefasta ley electoral.
Antes o después todos necesitan de los nacionalistas para gobernar, así que a hacerles la pelota y a tragar quina, en lugar de consultar al pueblo español en su conjunto si es esto lo que queremos, claro que entonces se llevarían una sorpresa y habría que reformar un sistema del que viven miles de políticos que de otra forma no obtendrían ni empleo ni prebendas.
En Estepaís la democracia murió hace mucho, pero lo disimulan con elecciones cada cuatro años.

inisfree dijo...

Conclusión, aspirante, y es a lo que estoy llegando yo, es que no hay solución. Si la única esperanza es el PP, ¿hay esperanza?

aspirante dijo...

Aguirre, si previamente Marianico no la apuñala, como ha hecho con tantos otros.