Seguidores

martes, 13 de julio de 2010

CELEBRACIÓN

Se emocionan mucho, e incluso se les nota henchidos de orgullo, algunos nacionalistas cuando afirman que, en sus respectivas regiones, el triunfo de la Selección Nacional no tiene apenas eco. Defienden que no existe más allá de una representación marginal de esa sensibilidad. Que el vasco común, el catalán común, ve a la Selección Española como algo ajeno, no propio, extranjero.

Para ello, no tienen más que obviar las audiencias televisivas que demuestran el interés con que se siguen las andanzas del equipo nacional del "país vecino". Basta con no oir los cláxones que suenan al acabar el partido. Es suficiente con no asomarte a los bares donde, mayoritariamente, la gente permanece pegada a la pantalla. No hay problema. Son nacionalistas. Ignorar datos y hechos es su especialidad.

También es muy interesante pasar por encima de ciertos detallitos.

En Bilbao, un grupo de personas, encabezadas por un necesariamente imbécil de 36 años, agredió a unas personas que, libremente, celebraban la victoria de España. En Zarauz, otros simpáticos nacionalistas, se bajaron de un coche para dar atacar a otra persona que se mostraba feliz por el triunfo de "los vecinos". Entre todos, le dieron una paliza, tras lo cual, como ratas y pedazos de mierda cobardes que son, se dieron a la fuga. Gracias a Dios, fueron detenidos. En Baracaldo, a otros amables lugareños les pareció interesante ir a plantarse, gritar e imprecar, a jóvenes y no tan jóvenes, culpables de ir a ver el partido a la pantalla gigante de un pabellón. Uno se pregunta si alguno de esos respetuosos abertzales no sería quién después provocó una avería eléctrica que logró interrumpir la emisión.

Éstas tácticas no creo las hayan aprendido viendo concentraciones de defensores de la Selección Nacional (la única que hay con ese nombre), a las puertas de los estadios donde juega su Selección Autonómica (cuando se ponen de acuerdo en como llamarla, claro).

Luego es fácil decir "bah, si eran cuatro". ¿Qué queréis que os diga? Yo soy de los que opinan que es mejor el pensar "las cosas no pasan hasta que pasan", que el pensar "no va a pasar nada". Yo no tengo hijos, pero si los tuviera y me dijeran que se marchaban, que iban a celebrar el triunfo de España, por las calles de Bilbao, u otra localidad del País Vasco, les diría, "no, hijo, quédate aquí, a salvo de nacionalistas fascistoides, de energúmenos que no saben manejar un canuto, pero sí un bate de beisbol, de cobardes que atacan en manada y huyen como alimañas que son".

Eso le diría. Porque me vería obligado a explicarle que hay rincones de España donde no hay libertad, donde no te queda otra que callar y mirar para otro lado, esperando que no te echen el ojo o sospechen de tí, donde no puedes poner la bandera nacional porque es sinónimo de pintarte una diana en la ventana...

¿Cuántos celebrarían el triunfo que para todos los españoles ha supuesto la victoria en el Mundial en esas ciudades vascas y catalanas si no hubiera el miedo y el temor que hay?

15 comentarios:

zurigorri dijo...

Cualquier tipo de agresión resulta lamentable. A mi me parece estupendo que quien quiera expresar su identidad pueda hacerlo en total libertad, celebrar la victoria de la selección que le venga en gana y no tenga que sufrir ninguna agresión ni menosprecio por ello.

Sobre lo de que algunos dicen que son cuatro gatos, pues hombre, no creo que sea una mayoría la que protagoniza estos actos a los que haces referencia, como no creo que sean una mayoría los causantes de esto (http://picasaweb.google.es/jborras81/GreusAldarullsABarcelonaFeixistesEspanyolsDestrossenLaCiutatDespresDeLaFinalDelMundia#slideshow/5492867255846793586) o de esto (http://www.youtube.com/watch?v=jN3OGMXtAzA).

Descerebrados los hay a puñados, de todas las ideologías e, incluso, entre la gente desideologizada también.

CARLOSCC dijo...

En la gran mayoría de los casos, en las celebraciones tanto en la comunidad autónoma Vasca como en la Catalana siempre han cobrado los mismos por cometer el grave pecado de llevar una bandera de España en su propia tierra.

Descerebrados hay en todas partes pero en las dos comunidades citadas, son descerebrados a sueldo de los partidos independentistas que tanto le gustan a Zapatero.

El que siembra vientos, recoge tempestades.

Saludos.

Dams dijo...

Pues yo pienso que el problema es que todas estas agresiones salen gratis.
Visto que es así y las autoridades lo único que garantizan es la impunidad, los ciudadanos quizá llegue el momento en que se defiendan. Y decidan que, si hay que hostiar a unos cuantos radicales imbéciles, se les espera a la salida de comisaría o a la entrada de su casa y se les hostia y ya está.
Es la única salida que le van a dejar al ciudadano nuestras "autoridades". Esa o poner permanentemente la otra mejilla como gilipollas y que se descojonen de nosotros, que es lo que está sucediendo.

Maribeluca dijo...

efectivamente, estoy de acuerdo con los tres últimos (aunque también sea cierto que hay descerebrados per se)y con tanta impunidad al final volverá Lynch, porque las agravantes ideológicas o de racismo siempre se aplican sólo a los de un lado (el niño Palomino era un angelito, y él y otros tropecientos iban a llamarle bonito a un asesino nazi que iba sólo, etc)

Javier Tellagorri dijo...

Es la zona de Europa en donde no hay LIBERTAD. Impera la ley del cuatrero impuesta por los peneuveros y ejecutada por los batasunos.

Pienso, como Dams, que algún día habrá que coger una escopeta por barba para salir a comprar el pan, y que rememorando a las pelis del oeste habrá que empezar a REPARTIR.

Soldado Vikingo dijo...

Con este tipo de sucesos pasa lo mismo que con los inmigrantes: no son cuatro gatos los que hacen cosas malas, sino muchos más de los que nos quieren hacer creer.
De todos modos, que se jodan esos imbéciles, que España ha ganado un Mundial que al menos ha servido para tener un tema de conversación que no sean ni ZP ni sus secuaces.
Y ahora que nombro a ZP, ¡no tiene estilo ni para botar en una celebración!.

inisfree dijo...

Pero, zurigorri, a mí me parece pelín farisaica esa habitual actitud del nacionalismo "democrático" de, sí, condenar esas acciones, pero, también, vanagloriarse de que no se celebren los triunfos de las Selecciones Nacionales. Semejante al hecho de condenar el terrorismo, pero perder el culo, con perdón, por salvar la cara a los etarras siempre que pueden, poniéndose, el cien por cien de las veces, más de su parte que de parte de quienes les sufren.

Al final, te queda la sensación que esas condenas tienen de verdad tan sólo la fachada. Siempre quedan en el "sí, condenamos, pero...".

inisfree dijo...

Es la única manera que tienen de ganar la calle, aspirante. A golpes. El problema es que, luego, en las urnas, aparecen esos cientos de miles de personas que, aparentemente, no existen en su Euskalherria milenaria y paradisíaca.

inisfree dijo...

Es que, Carlos CC, si el Gobierno Central quisiera, podría acabar con esto sin duda alguna. Caña a los violentos. Es la única forma de conseguir que los que no lo son puedan vivir sin miedo y en paz.

inisfree dijo...

Pero Dams, el problema es que eso no sería una solución. Sería una situación más justa, eso sí. Que unos reciben, los otros también. Que unos tienen miedo, los otros también.

Pero convertiríamos esto en una Dodge City, ciudad sin ley. Para eso están las Fuerzas de Orden Público y las Leyes, que, hasta donde yo sé, tipifican como delito las amenazas, las agresiones, las palizas...

inisfree dijo...

Efectivamente, Maribeluca, he ahí un claro agravio comparativo. A ese hombre se le aplicaron todos los agravantes que pudieron para dar ejemplo. Todavía estoy por ver una actitud semejante con algunos de esos fascistas "antifascistas". Y no me he equivocado al poner las comillas.

inisfree dijo...

Aplicando la Ley, Tellagorri, como ella misma te permite sería suficiente.
En eso, me apunto a la moraleja de las series policíacas americanas, tipo CSI. Al delincuente, ni agua. Que caiga sobre él todo el peso de la Ley. Las Fuerzas del Orden están para proteger a la gente de bien de esos malnacidos.

inisfree dijo...

Soldado, no puedo opinar sobre el estilo de Zapatero botando. No tenía la más mínima intención de autoamargarme la celebración viendo a ese individuo.

Efectivamente, España, toda España, ha ganado el Mundial. Y en España, en toda España, es mayoría la gente que se alegra, la gente normal, vamos.

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

Queridìsimo Inisfree, lo que ha demostrado esta victoria, a parte de nuestra calidad futbolìstica, es que en las Vascongadas y Cataluna, la gente se siente incluso màs espanola que en Albacete, Almerìa o Jerez de los Caballeros, pues pese a la opresiòn de esa minorìa fascista-mafiosa, han slaido a la calle a gritar y celebrar el triunfo de su paìs, y otros mucho, como dices, no han slaido solo por el miedo a esos macarras barrulleros que son los "nacionalistas", llamados en mi barrio regionalistas ignorante, pues la unica nacion es Espana...pero por mucho que hallan querido acallar las alegrias a base de palos lo que les ha quedado claro es que no tienen nada que hacer, que la gente se siente espanola, que son una minoria infima...y la vistoria de NUESTRA SELECCION en el mundial ha sido el mejor referendum que se podia hacer...las Vascongadas y Cataluna HAN SIDO, SON Y SERAN SIEMPRE ESPANA, hasta el dia del juicio final, Y SIEMPRE CELEBRARN (ESPEREMOS QUE MUY PRONTO TAMBIEN) NUESTROS TRIUNFOS DEPORTIVOS...LARGA VIDA A INIESTA!

inisfree dijo...

Carolus II, ¡y punto! Así es. Los grandes enemigos de los nacionalistas siempre han sido la realidad y los hechos objetivos.