Seguidores

lunes, 5 de julio de 2010

HOLA DON PEPITO, HOLA DON JOSÉ


Pués no, no se dan por satisfechos con haber sacado adelante la mayor parte de un articulado lesivo para los intereses generales de España. No es suficiente. Básicamente, ¿por qué? Porque dicho interés general les importa un carajo.

El señor Montilla lo ha dicho claramente. Él se siente español. Ahora, eso sí, no me ha quedado claro qué interpreta por ser español. En que punto se sitúa el interés por el bien común de todos los españoles. El deseo de alcanzar, en todo el territorio, un nivel semejante de prosperidad. No sé muy bien que pasos propone por igualar rentas, poder adquisitivo, listas de espera, modelos impositivos.

¿Qué es ser español, señor Montilla? ¿Tener un DNI semejante? O tampoco. ¿Qué es? ¿Saltarse la Ley a la torera? ¿Como con los formularios de matriculación? ¿Como con las embajadas catalanas? Y, eso sí, cuando vengan mal dadas, correr a pedir sopitas a Madrid.

Ahora el español catalanista y federalista, señor Montilla se ha lanzado a su siguiente cruzada. Tras lograr sacar adelante la mayoría del articulado del nuevo Estatuto, refrendado en su momento por una minoría de catalanes, ha iniciado una ofensiva para conseguir el resto. El señor Montilla no pone en duda su declarada inconstitucionalidad. Demasiado lo sabe él. No. Lo que hay que hacer es amoldar el marco jurídico y legal de toda España, de modo que sus objetivos tengan cabida.

Parece ser que lo que pretendían no era hacer un nuevo Estatuto dentro de las posibilidades que la Constitución te da. Lo que querían era dotar a España de un nuevo sistema jurídico, legal y político a su propio gusto e interés.

Básicamente era como si el señor Montilla comenta:
-"Buenas, es que yo quería matar a mi suegra."

Y recibiera una respuesta, años después:
-"Verá, se lo aceptamos pero sólo si lo interpretamos como darla unos cachetes, nada más."

A lo que Montilla, lógicamente indignado, respondería convocando una manifestación de yernos a la que asistirían todos aquellos que, si bien dejando claras sus simpatías por la suegra, convendrían en que es mejor cargársela, dónde va a parar.
Y no contento con eso, hablaría con su gran valedor, el señor Rodríguez Zapatero, a la sazón, Presidente de algo que no sabe muy bien lo que es, ni de hecho, por qué lo es, para que solucionara las cosas.

-"Hola, Don Pepito.", le diría.

-"Hola, Don José.", escucharía.

-"Uy, uy, uy, si te cuento lo que me ha pasado, Pepito. ¡No te lo vas a creer!

Sin duda recibiría como respuesta:
-"Tranquilo hombre, que si entre socialistas hemos de ayudarnos, entre Joses hemos de ayudarnos, entre Presidentes de no se sabe muy bien qué, hemos de ayudarnos..., pués entre socialistas llamados Jose que presiden no se sabe muy bien qué, ya ni te cuento." (sonrisa oreja a oreja incluida)

A lo que Montilla se quedará tranquilo y satisfecho, diciéndose a sí mismo:
-(Ya, ya. El que no sabes que presides eres tú, chavalín.)

Mientras que el otro cavilará:
-(Umm, Montilla dice que lo suyo es un País..., a veces, le llama Nación. Pero, ¿eso no es lo que presido yo? ¿O no? Entonces, ¿será lo suyo Nación y lo mío País? ¿Quizá al revés? Y entonces, ¿qué serán las Regiones? ¿Se lo pregunto? No, mejor no, que me lía. A ver si Sonsoles me lo explica esta noche.)

Y así, más o menos irónicamente expresado, marchan las cosas en nuestro otrora gran Nación. Gobernados por ignorantes e iletrados. Arbitrados por estómagos agradecidos. Si alguna vez exisitó un partido amañado, es éste. ¿Qué se puede esperar de un País que gira en torno a lo que decidan en una reunión José Luis Rodríguez Zapatero y José Montilla? ¡Pero si había conversaciones entre Epi y Blas en Barrio Sésamo mucho más sesudas...!

Y mientras, pacientes, esperando su momento, pasado el verano, los Urkullu Boys.

Cágate lorito.

8 comentarios:

Maribeluca dijo...

para qué querremos tribunales, reglamentos, constituciones..si ya están estos para hacer lo que se les ponga y cuando se les ponga en función de la poltrona correspondiente y de lo que le convenga al partido o a su honorable persona..y el populacho ex soberano ya tiene "el júrgol"...

Soldado Vikingo dijo...

Este tipo de situaciones se dan cuando gobierna la izquierda, o lo que es lo mismo, cuando la democracia permite que una mayoría ignorante apoye a individuos poco aptos y nefastos para España.

inisfree dijo...

Efectivamente, Maribeluca. Estos individuos respetan las Instituciones en la medida de que les interese. En el momento en que no van por donde ellos quieren, adiós. Hacen lo que les da la gana. Además, con el beneplácito de la gente.

inisfree dijo...

Sí, soldado, la izquierda es mucho más dada a estas actuaciones. Su falta de respeto a las normas y leyes es inherente a su ser. Sólo les diferencia de la anarquía el hecho de que aceptan las reglas del juego. Eso sí, sólo si les conviene.

Javier Tellagorri dijo...

Lo de los Pepitos va a ser una broma cuando entren en combate los KURKULLUS BOYS.
Hasta Sarkozy está temblando.

inisfree dijo...

Jajajá, Tellagorri. Sí, sí. Es verdad. Como digo, para echarse a temblar. En Sabin Etxea ya están frotándose las manos.

Natalia Pastor dijo...

Son tal para cual.
El charnego Montilla reconvertido en adalid del independentismo de butifarra y barretina y el Presidente que dice que el concepto de nación es discutido y discutible, y que si hay que dinamitar la Constitución vía Estatuto pues se dinamita y Santas Pascuas.

inisfree dijo...

Así, así, Natalia. Pués para tonterías constitucionales están ellos, lumbreras y santo y seña de la progresía occidental...