Seguidores

miércoles, 1 de diciembre de 2010

ELECCIONES CATALANAS (EVOLUCIÓN NACIONALISTA)

Como último tema a analizar sobre las últimas Elecciones Autonómicas en la Comunidad de Cataluña está la evolución del voto nacionalista a lo largo de los últimos treinta años.

Se han valorado los resultados como un avance del voto y, por lo tanto, del sentimiento nacionalista en Cataluña. Vaya por delante que ese electorado, como otros en general, es muy heterogéneo. Desde el independentismo más radical, que hoy en día ha pasado a abanderar Joan Laporta, hasta el nacionalismo más light, más moderado, quizá más ladino y posibilista, que pretende ser y comportarse como una Nación independiente, pero sin perder, por ello, el paraguas protector de una Nación grande como es España.

Me he entretenido en dar un repaso somero a los votos, escaños y porcentajes obtenidos por los partidos calificados de nacionalistas a lo largo de los nueve comicios autonómicos que se han celebrado hasta la fecha en Cataluña. Lógicamente, por la multitud de siglas, algunas, las de escasos votos, desconocidas para mí, he tenido que jugar con el redondeo, pero aplicándolo al alza para que nadie me pueda achacar subjetividad en ese aspecto.

VOTOS

Las opciones nacionalistas nunca han bajado del millón de votos. Esa fue la cifra que alcanzaron en las primeras elecciones, en 1980. Una cifra baja, teniendo en cuenta que en las restantes citas nunca han vuelto a estar por debajo de los 1.360.000.

En esta ocasión podemos cifrar sus resultados en unos 1.565.000 votos, cifra que no supone ningún record, ya que fueron mejores los números en 2003 y, sobre todo, en 1995, cuando alcanzaron los 1.625.000.

Si excluimos las primeras Autonómicas, con aquellos resultados bajos, haciendo una media de las ocho restantes nos encontramos con unos 1.485.000. En esta ocasión, han sido 80 mil votos más, por lo que son buenos resultados.

Pero no tan excelentes como podríamos pensar. Por ejemplo, el pasado domingo han obtenido 55 mil votos más que hace 26 años..., pero con casi tres cuartos de millón de votantes más. Un aumento, por lo tanto, escaso, casi pírrico.

ESCAÑOS

Creo que es el elemento más determinante del análisis, ya que es el que traduce los votos en margen de poder real. Pero, también, lo considero el menos significativo. La Ley D´hont tiene sus particularidades y hace que se desvirtúen los resultados reales al convertirse en escaños.

El nacionalismo, salvo en 1980, siempre ha tenido mayoría absoluta en el Parlamento. Eso, como veremos, no se corresponde a su porcentaje de votos, pero es así.

Los 76 escaños actuales de CiU, ERC y SI, sólo se vieron superados por los 77 de 1984 y los 81 de 1992, en ambos casos con menos votos que el domingo pero mejores porcentajes.

Buenos resultados, en este campo, también. Pero tampoco son ninguna barbaridad ni nada nuevo.

PORCENTAJE

Si no he equivocado el cálculo, el tanto por ciento de voto nacionalista catalán el día 28 fue del 49 por ciento, décima arriba, décima abajo. Como mínimo, hay que decir que voto nacionalista y voto no nacionalista están técnicamente empatados. Ha mejorado los tres últimos comicios, donde cosechó un 47, 48 y 46 por ciento respectivamente, pero no ha alcanzado el 50 por ciento de votos, como si hiciera en las elecciones de 1984 (53 %), 1988 (50 %), 1992 (el mejor año con un 55 %) y 1995 (51 %).

Vemos, pués, que, con estos datos en la mano, los resultados no son tan buenos. Sí, han mejorado, pero por debajo de la media de las siete elecciones anteriores, que daba un 50 por ciento. Una vez más excluyo las de 1984, cuando sólo obtuvo el 39 por ciento.

Datos, pués, normalitos en este campo.

PORCENTAJE REAL

Por último, el porcentaje real de voto nacionalista, calculado sobre el censo con derecho a voto y no sobre los sufragios emitidos. Volvemos a ver un escaso porcentaje en 1984, el 23 por ciento.

En esta ocasión, el 30 por ciento, semejante a 1988 y 1992 y por debajo de 1984 (su techo con el 34 por ciento), 1995 y 2003. Tan sólo en 1999 y 2006 bajó del 30.

Ha subido tres puntos porcentuales reales en los últimos cuatro años, pero, una vez más, debemos colegir que no han sido unos resultados ni tan brillantes ni tampoco inusuales.

CONCLUSIONES

A lo largo de los años, el voto nacionalista catalán ha sufrido escasas fluctuaciones. Su baja situación de 1984 puede ser debida a que, por entonces, PSOE y PSUC eran partidos independientes y muy igualados en fuerzas. En las siguiente elecciones, el voto de los segundos fue incorporándose al PSC-PSOE, por lo que debemos pensar que no era un voto mayoritariamente nacionalista, aunque si agruparía a un tanto por ciento que sí lo era, y que justificaría la diferencia con los resultados de los años siguientes.

El voto nacionalista catalán lleva cuatro Elecciones consecutivas sin alcanzar el 50 por ciento de los votos.

El voto nacionalista catalán ha logrado en tan sólo dos ocasiones, movilizar a un tercio del censo electoral.

Considerar, por lo tanto, a la Comunidad de Cataluña como nacionalista es, en mi opinión, como mínimo, un error. Puede tener más o menos aprecio por el autogobierno, pero su voluntad nacionalista, y aún más, la separatista, no es mayoritaria.

Sus resultados del domingo han sido buenos en escaños, pero, como vemos, zambulléndonos un poco más en ellos es objetivamente claro que no han sido ni espectaculares, ni brillantes, ni constituyen un aumento del nacionalismo en aquellas regiones.

Como mínimo, si con esos resultados alguien puede decir "Cataluña es nacionalista", con mucha más razón podremos decir, bien alto, lo contrario.

Cataluña, sus habitantes, al menos, no son mayoritariamente nacionalistas y menos todavía independentistas.

11 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

La actitud del PSOE no tienen nada que envidiar, en mi opinión, a la de ERC, SI y demás separatistas. La diferencia es que los socialistas no hablan abiertamente de "independencia".
El aumento del voto separatista será debido a las generaciones educadas en el sistema educativo catalán manipulado, aunque por otra parte, ese aumento de la población se deberá a los trabajadores llegados a Cataluña desde el resto de España y que suelen ser los que más se abstienen de votar, por lo que se dice.

inisfree dijo...

Lo que sostengo, soldado, es que el aumento del voto nacionalista no es tal, ni tampoco es mayoritario. Al menos, a partir de los números que analizo.

aspirante dijo...

Inisfree, de acuerdo, el voto nacionalista no aumenta en porcentaje ni en número de votos.
Pero el problema es que partidos que se supone no son nacionalistas ya no se oponen al nacionalismo, y en el caso del PSUC-PSOE podríamos decir que compiten con CiU en ese campo.
Por su parte, el PP ya no combate a los nacionalistas. Como mucho aspira a moderarlos, como mucho, que hoy estoy generoso.
Ellos no crecen en votos, pero los demás partidos mueven sus posiciones ideológicas hacia ellos.
Otro problema añadido es la gran distancia que separa al electorado de los partidos.
Uno vota una cosa y obtiene la contraria.

inisfree dijo...

En eso no puedo llevarte la contraria, aspirante. La posición del PSC ha sido la que ha sido. Requeriría un análisis más en profundo. Puede, de hecho, recibir voto nacionalista por mor de esa política que lleva, pero, de igual forma, podemos pensar que CiU pueda recibir otro pequeño porcentaje de voto no nacionalista que, en un momento dado, cree que es la mejor opción.

Por eso, mi estudio (por llamarlo así, con un poco de ínfulas, jeje), valora genéricamente el sentido del voto catalán, dentro de la lógica que se le supone.

Candela dijo...

El estudio está muy bién inisfree, de hecho, las encuestas en Cataluña sobre si se sentían o no nacionalistas daban un casi 70% al no.

Pero como dice aspi.. por acción u omisión el nacionalismo arrastra. Insisto, Alicia mordió a candidatos equivocados. Al nacionalismo hay que hacerle frente sin complejos.

inisfree dijo...

Sobre todo, Candela, hay que desenmascarar sus falacias. El hacernos comulgar con ruedas de molino, con el Cataluña es nacionalista.

¿Por qué? ¿Porque hacen más ruido, gritan más y amenazan más?

Lo que he dado yo son meros datos objetivos. Analizables y valorables, sin duda, pero creo que la conclusión es clara y la he expuesto.

Maribeluca dijo...

No serán mayoritarios pero a los hechos me remito..pese a su separatismo in crescendo ahí están siempre los de CIU amigo innisfree, para robar que roben los nuestros parecen querer decir..

inisfree dijo...

Pero, Maribeluca, que no pretendan decirnos lo que no es. Que con las reglas actuales del juego logran una representación parlamentaria x, vale. Pero de ahí a generalizar la opinión de los catalanes en virtud de sus intereses, no.

aspirante dijo...

No nos engañemos: han descubierto que reclamándose nacionalistas obtienen todo tipo de prebendas, así que a sacarles los cuartos al resto de estepaisoleños.
Es disgregador, insolidario y lo que queramos, pero la gente ha perdido el sentido de NACION.

Los culpables son los nacionalistas, el PSOE y la prensa, cuando en los años 80 dejaron de hablar de ESPAÑA y empezaron a hablar de este país a todas horas.
ErA UNA OPERACIÓN DE HONDO CALADO A MUY LARGO PLAZO Y AHORA RECOGEMOS SUS FRUTOS.

inisfree dijo...

Aspirante, tienes razón, demasiados españoles han hecho el juego a quienes se niegan a reconocer que lo son. Era la única forma que sabían de quitarse el sambenito de "facha", que inevitablemente recibe todo aquel que dice las verdades y que no se calla ante estos campeones de la pseudohistoria y la desfachatez.

Jan Altneu dijo...

Creo que confunden terminos, nacionalista no quiere decir separatista pués los del PSOE y PP son nacionalistas y no se de quien quieren separarse. ;)