Seguidores

lunes, 29 de noviembre de 2010

LAS ELECCIONES AUTONÓMICAS CATALANAS (PARTIDOS PARLAMENTARIOS)

Pocas sorpresas han habido en las elecciones catalanas celebradas ayer. La variación del mapa político de esas provincias españolas se ha dado en el sentido que todos esperábamos, oficiándose el sepelio de los actores protagonistas del anterior Gobierno tripartito y multiinepto.

Valoremos, hoy, el resultado de las siete fuerzas políticas parlamentarias, una por una, dejando para siguientes entradas el análisis de las extraparlamentarias y del global de los resultados.



CiU ha sido la gran ganadora. Ha conseguido cortar con la racha de tres consecutivas caídas de votos, además de recuperar un tanto por ciento más cercano a sus máximos históricos. No ha sido, sin embargo, premiado su éxito con la mayoría absoluta, que ya sabían complicada.

En cualquier caso, le queda margen de mejora. No ha alcanzado el 1.200.000 votos, quedando aún lejos de los 1.346.729 de 1984, o del 1.314.598 del 95, cuando empezó su cuesta abajo.

Porcentualmente, recupera el 38 por ciento, aún a camino del 46 por ciento de aquellas dos citas electorales.

En cualquier caso, son unos resultados buenos para los nacionalistas. Gobernarán Cataluña y de ellos depende mejorarlos dentro de cuatro años si su trabajo, según los catalanes, lo merece.



El PSC ha sufrido la mayor debacle de su historia reciente. Un partido que hace 7 años aglutinaba el 31 por ciento de los votos, se ha quedado, por primera vez, por debajo del 20, exactamente en el 18 por ciento. Entonces, superaron el millón de votos. Ahora no han pasado de 570.361.

No por sabido puede ser menos doloroso para los socialistas. Incluso, en mi opinión, y atiendiendo a la situación, podría haber sido peor. Los efectos conjuntos Zapatero-Montilla no les podían llevar a ningún otro final. Les ha quedado el voto fiel, el voto hooligan, el que no abandona el barco. No creo que ningún votante no habitual del socialismo catalán, haya estimado, en estas elecciones, que Montilla era la mejor opción.



Buenos los resultados del Partido Popular, pero como coméntamos con CiU, tampoco han sido para tirar cohetes. Ha logrado un porcentaje de votos del 12 por ciento, por debajo del 13 que lograra en el 95. En número de votos, en aquella cita, y también en la de 2003, obtuvo más.

En cualquier caso, buena situación para hacer un contrapunto no nacionalista en aquella Comunidad Autónoma. Se puede perfilar como aliado coyuntural de Artur Mas. Una maniobra que debería calibrar mucho. No se puede dejar llevar, alegremente, por los convergentes, aunque como posibilidad futura, nos encontremos con un escenario semejante, pero a la inversa en Madrid, en 2012.



ICV es el miembro del tripartito que mejor ha salido de la contienda. Se queda en el 7 por ciento de los votos. Su máximo está en el 9, por lo que, con la que está cayendo, se puede decir que casi se ha ido de rositas.

Su papel, en cualquier caso, tampoco va a ser determinante. No parece un aliado adecuado para los de Mas, por lo que le queda dedicarse a una labor de oposición menor.



ERC ha sufrido el descalabro del día. Un batacazo monumental e absolutamente merecido. La Batasuna catalana lo ha hecho todo para llegar aquí. Su labor en el tripartito ha sido cargada de dogmatismo y desfachatez a partes iguales. Se han ceñido a arrimar, todo lo posible, el ascua del erario público a las sardinas de sus intereses y de los de sus amigos, sus fundaciones, sus grupúsculos...

En cualquier caso, el castigo, en mi opinión, ha venido más por el no cumplimiento de las expectativas proindependentistas con las que arrancaron en su día. De su máximo de 542 mil votos, ya perdieron 130 mil hace cuatro años. Pero es que ahora se han caído otros 200 mil. Un palo muy duro.

Ha hecho, tras probar las mieles del éxito y del poder, un viaje de vuelta a los niveles de las primeras elecciones. Un 8 por ciento tuvo en el 80, un 4 en las dos siguientes contiendas. Ahora queda en el 7 y con un número de votos sólo ligeramente menor que entonces. Quizá sea ahí donde deben estar. Como fuerza marginal.



C´S ha sabido mantener el tipo. Durante los últimos cuatro años, ha sufrido altibajos en la consideración popular. Incluso, por momentos, se pensó que podría ser flor de un día y sufrir un espectacular bajón. Pero no ha sido así. Ha logrado superar los cien mil votos y mantener su 3 por ciento.

Resultados meritorios y buenos para el no nacionalismo. Si bien se mantiene la incertidumbre para el futuro con esta formación y con sus votantes.



El SI de Joan Laporta parece destinado a dar el punto frikie al Parlamento Catalán. Con un líder que huye de la mesura y tras una campaña en esa misma línea, es de esperar un torrente de demagogia independentista en su actividad en la Cámara. Procurará convertirse en la voz oficial del separatismo irrenunciable e innegociable, tras el fracaso de ERC. Y meterá el dedo en la llaga de CiU en ese mismo sentido.

En cualquier caso, ha superado el 3 por ciento y los 100 mil votos. Un muy buen resultado para ellos.

14 comentarios:

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX. GABACHORVM MARCHIO ET LIBERA ILUSTRATIONE ECCLESIA CARDINALIS dijo...

Un circazo que pa qué!...vamos lo esperado, los sociatas en su primera prueba se han pegado el batacazo y es solo el primero para que vayan comprando micromina y tiritas porque les va a caer va a ser peor que en Cataluña aún no habían echado raíces profundas...veremos en otros lares como Andalucía o las Castillas...

...lo demás, como decía, puro frikismo...

Un saludo

inisfree dijo...

Carolus, aún tiene que recibir unas cuantas cornadas más el año que viene. De su gravedad depende que se recuperen para el siguiente.

Candela dijo...

Creo que lo más significativo es el aburrimiento del votante, a pesar de que el porcentaje de voto no ha estado mal del todo. Es el principio del fin para Rodríguez.

Creo que en Mayo Rodríguez se va a dejar la cornamenta y eso me parece genial. A Cataluña le esperan cuatro años de agüita...Más corrupción y más imposición lingüistica, quizá se llegue a un acuerdo en materia de inmigración..Eso espero, como mucho.

Veo que te está quedando chulo el blog..
:)

Maribeluca dijo...

Parece ser que prefieren las butifarras y los porcentajes de chorizadas antes que los follódromos, pero en cuanto a nacionalismo más de lo mismo...hay que reconocer que Alicia se lo ha currado y entre sus escaños y los de Ciudadanos ya hay unos cuantos a poner "peros" en el Parlamento si se desmadran mucho

inisfree dijo...

Gracias por tu ayuda, Candela. Me puse a curiosear y a dar vueltas y, de momento, quedó así. Ya veré.

Sobre José Luisín, te digo lo mismo que a Carolus. Que se va a estampar el año que viene, fijo. Que el golpe sea suficiente para que no levante cabeza más, está por ver. A ver si elevando unas plegarias entre todos...

inisfree dijo...

Sí, eso es cierto. Alicia se lo ha currado y muy bien, por cierto. Buena campaña y, en este caso, creo que con un buen respaldo por parte de Marianín.

Soldado Vikingo dijo...

Como he dicho en mi análisis, el voto independentista se ha unido en Ciu pero desfragmentado a la vez. Es decir, Ciu, nacionalista de pro (solo que tirando hacia el PP) ha acumulado los votos catalanistas, sin embargo, el catalanismo de izquierdas se ha dividido entre SI, ERC, ICV y Reagrupamente.
Una lástima que Anglada no haya llegado, aunque solo hubiera sido para dar guerra.

inisfree dijo...

Tengo pendiente analizar las elecciones desde el punto de vista nacionalismo-separatismo-no nacionalismo, soldado. A ver si puedo hacerlo un día de estos.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Por lo menos, amigo inisfree, se ha dado en paso hacia adelante, aunque no hayan sido capaces de desprenderse de ese nacionalisma asfisiante. Los del Triopartito sufrieron una escabechina y a ver si en el resto de España, se castiga igualmente al zapaterismo, que es la principal causa del probklema, en Cataluña y en España.
Saludos cordiales

aspirante dijo...

El partido de la abstención es el absoluto ganador.
Con la que está cayendo es muy preocupante que la gente no proteste mediante su voto.

Me da lo mismo que ganen los nacionalistas de izquierdas o de derechas.
Lo preocupante es el nacionalismo.

inisfree dijo...

José Luis, el primer paso de la debacle zapateril es la buena noticia de estos comicios. Aunque, por el momento, sólo han perdido una batalla.

inisfree dijo...

Sin embargo, aspirante, la abstención ha sido menor de lo esperada. Al parecer la necesidad de cambio político de la sociedad catalana superaba a su hastío.

zurigorri dijo...

No parece que se puedan juzgar los resultados catalanes en clave española.
Considerar el batacazo del PSC como una bofetada a Zapatero es un tanto simplista; por lo menos, hubiera debido de ir acompañado de un aumento sustancial de votos en el PP catalán.

Este es sólo el primer capítulo de la novela. El objetivo fue echar a CIU de la generalitat y este es el resultado que se cosecha cuando uno hace política a la contra.
Es lo mismo que cuando os planteo lo lamentable que resulta apoyar a Rajoy sólo porque hay que echar a Zapatero (aunque Rajoy sea un inútil de tomo y lomo), y es lo mismo que le va a suceder al lehendakari en dos años cuando se lleve el sopapo electoral de su vida.

Es tan asqueroso el nivel político de este país que uno ya sólo sabe ir a votar si lo hace en contra de otro.
Qué pequeño se me antoja el barco prisión islandés para delincuentes de "cuello blanco"...

inisfree dijo...

Zurigorri, Montilla, por sí sólo, justifica perfectamente el sopapo. Pero no se puede desligar de la situación a nivel nacional

En cuanto a cómo vota la gente, lo he dicho en varias ocasiones, se comporta como forofos deportivos. Votan para que gane su equipo o, si no, para que pierda el rival.

Qué le vamos a hacer...