Seguidores

miércoles, 12 de octubre de 2011

COMUNICADO DE UN ESPAÑOL A ETA

Os encanta escribir y leer comunicados. Os encanta aparecer, esporádicamente, para conseguir ser el centro de atención. Utilizáis este método como sustituto de los asesinatos y los atentados, para lograr el mismo objetivo. Para recordarnos que aún seguís ahí, armados y amenazadores.

Ahora estáis, supuestamente, en una especie de abandono de las armas por entregas. Poniendo zanahorias delante del morro de políticos inseguros e influenciables.

¿Es porque os habéis cansado de robar, extorsionar, matar?

No. Simplemente se trata, y vosotros mismos lo habéis dicho, de un cambio de estrategia. Y la estrategia ahora puede ser A, mañana B, pasado otra vez A. Según os interese en cada momento.

Os aprovecháis de que vuestros mandados han conseguido colarse en las instituciones, por la dejadez, e incluso la complicidad de determinados elementos. Lo bendecís en vuestros comunicados de boronos cejijuntos boina-a-rosca. Es lo que conviene ahora.

En el otro lado están esos políticos españoles de medio pelo. Políticos dispuestos a tragar, y hacernos tragar, no pocos sapos y culebras en pro de un supuesto bien superior que, en este caso, se viste con el ropaje del "fin de la violencia".

Pero escuchar esto. Criminales, empezastéis a matar, a asesinar, cuando quisistéis, cuando lo decidisteis vosotros. Pero no seréis vosotros quienes digáis "hasta aquí, se terminó".

No importan vuestros estúpidos comunicados, vuestros estúpidos representantes o nuestros estúpidos políticos.

ETA no acabará porque vosotros lo digáis.

ETA acabará cuando todos, todos, y cada uno de vuestros delitos haya sido juzgado. Desde el más cobarde de vuestros asesinatos o la mayor de vuestras salvajadas, hasta el último robo de coche o carnet falsificado.

ETA acabará cuando todos los anormales y desgraciados que han cometido esos delitos sean sentenciados y culpan el último segundo del último minuto de la última hora de su pena. Todas las horas, todos los minutos y todos los segundos.

¿La generosidad? La generosidad, en nuestro sistema judicial viene ya de serie. ¿O no es generoso dejar vivir al asesino de un niño? ¿No es generoso dejar vivir a quien vuela un centro comercial? ¿No es generoso dejar vivir a quien lanza un coche-bomba contra un patio donde juegan unos pequeños?

¿Aún queréis más generosidad? ¿La tuvistéis vosotros?

Fuistéis muy lanzados y muy ufanos para pegar tiros por la espalda, para poner una bomba y verla estallar desde lejos, para amenazar por carta a tantas y tantas personas.

Pués ser igual de consecuentes para cumplir la sentencia que esos actos comportan. Demasiado ganáis ya con no recibir esa perpetua o esa inyección que merecéis.

Y siempre, ahora, cuando estéis en la cárcel, y después, cuando algún día salgais, que os acompañe mi desprecio, mi asco y mi vergüenza como vasco y español.

Y vaya lo mismo, también, para todos aquellos que no siendo etarras os jalean y animan. Para aquellos que condenan con la boca pequeña un atentado, los que lo hacen, y ponen el grito en el cielo porque se reclame el cumplimiento íntegro de las penas, o porque os han zarandeado un poco e, incluso, habéis recibido un bofetón.

Falsos, hipócritas, escoria... Los unos y los otros. Pobre, pobre etarra, que está malito. Liberémoslo. Pobre, pobrecito, que lleva mucho encerrado. Soltémoslo. Pobre, pobre, que sólo recibe una visita al mes.

No haber robado, matado, asesinado. Lo habéis hecho. Ahora no os quejéis. Tened, al menos, ese ápice de coraje y dignidad. Ya sé que es mucho pedir.

No. ETA no acabará cuando lo digáis vosotros. Acabará cuando paguéis vuestros delitos. Acabará cuando las víctimas puedan mirar al futuro sabiendo que quien les dejó sin su padre, hermano, hijo, ha recibido el castigo merecido. Entonces sí.

Cuando la última víctima pueda recobrar la paz sabiendo que se hizo justicia, cuando vosotros no seais más que un negro fantasma de un pasado lejano, habréis acabado.

Será cuando ya no podáis hacer daño. Cuando ya no sintamos por vosotros ese asco que hoy sentimos. Cuando no seais más que una boñiga que se seca en el margen de la carretera que dejas atrás.

12 comentarios:

Trecce dijo...

La pena es que estos despojos de la humanidad, estos tipejos, acabarán saliendo de la cárcel con la cabeza alta y en loor de multitudes si llega el día del armisticio. Ese será el día la vergüenza para los ciudadanos de bien que verán tratados como héroes a las ratas. Y las víctimas, ni te cuento. Pobre paisano mío, capitán Aliste, amputado de ambas piernas por la gracia de ETA. Pobres tantos y tantos inocentes y abandonados por las autoridades. Pobres familias que tienen que aguantar a estos delincuentes cobardes y a sus allegados, mientras sus muertos se revuelven en las tumbas de puro asco.
Gracias amigo, por hacernos llegar el testimonio de un vascón valiente e íntegro.

José Antonio del Pozo dijo...

Perfecto, inisfree, una boñiga seca pasada por encima en la orilla de una carretera. Un gran texto.
saludos blogueros

Maribeluca dijo...

Suscribo íntegro, inisfree, sólo merecen nuestro desprecio.

Josito dijo...

Viva España, coño,... y los españoles como tú.
Saludos

Soldado Vikingo dijo...

No puede haber libertad sin justicia.
ETA debe de pagar por sus acciones cobardes.

aspirante dijo...

Comparto tu justa indignación y tus deseos de justicia, mas mucho me temo que todo está pactado y bien pactado, y veremos y oiremos cosas que nos revolverán el estómago hasta extremos nunca vistos.
Somos el único país del mundo que financia a la banda terrorista que le ataca, y pronto seremos los primeros que condecorarán terroristas.

Tiempo al tiempo.

inisfree dijo...

Gracias, Trecce, un gusto leer tu comentario en mi blog. Será un auténtico "día de la infamia", cuando ocurra lo que comentas. Pero asqueroso y terrible será ver como políticos y agentes sociales españoles lo defienden y explican.

inisfree dijo...

Gracias, José Antonio. Un abrazo.

inisfree dijo...

Gracias, Maribeluca. Nuestro desprecio lo tienen, pero les afecta menos que nada. Llámame perro y échame pan.

inisfree dijo...

Gracias, Josito, por tus palabras.

inisfree dijo...

Así es, soldado. Cualquier rédito, por mínimo que sea, que obtengan es una apología de la delincuencia. Es enviar el mensaje de que el delito merece la pena como camino para obetener un fin.

inisfree dijo...

A ver, aspirante. Estamos en pleno proceso de un inevitable cambio de Gobierno. Por ello, aún queda una esperanza de que las cosas no se produzcan como tememos. El PP debería limitarse a hacer lo que siempre ha propugnado que, en este caso, además, coincide casi al cien por cien con la opinión de su cuerpo social.