Seguidores

lunes, 23 de agosto de 2010

REGLA DE TRES

Debo reconocer mi desconocimiento en temas legales. Simplemente, no se me dan bien. Sí me manejo algo mejor en cuestiones de lógica. Eso sí, hay que tener mucho cuidado, porque de ésta a la demagogia, en ocasiones, no hay más que un paso.

Así que, sin saber mucho de Leyes, me digo lo siguiente.

En España existe un Tribunal Constitucional. Hasta donde yo sé, es el último garante de que ningún Gobierno, ni Central, ni Autonómico, ni Diputación, ni otro cualquiera, pueda legislar saltándose, de la forma que sea, los preceptos de nuestra Carta Magna.



Este Tribunal Constitucional, en el cual, en este momento, no lo olvidemos, tiene un importante peso el sector porgresista, muy afín a los intereses socialistas, decidió, después de un inacabable parto de los montes, que aspectos clave del nuevo Estatuto catalán, el que se empeñaron en sacar adelante PSOE y nacionalistas, no tenía cabida dentro de la Constitución.

En cualquier democracia con un poco de pedigrí, ahí, se acabaría la cuestión. Punto.

Pero, ¡ay! Estamos en España. Y el pedigrí de nuestra democracia apenas es suficiente para superar al pedigrí demócrata del Partido que gobierna (?) la Nación ahora. Poco más.

En este País, tenemos un Presidente que, una vez recibida la respuesta del Constitucional, no pierde ni un minuto, ni un segundo, antes de declarar, públicamente, que buscarán la forma de que lo declarado inconstitucional pueda ser llevado a cabo. Que buscarán los cauces adecuados para hacerlo.



Dicho de otra forma, que intentarán cambiar las Leyes que rigen para todos los españoles, con el fin de sacar adelante los intereses de una parte de la población, o, más bien, de la clase política, de una Región española. ¡Ahí queda eso! Y se queda más ancho que largo. Lo tratan de disfrazar buscando beneficios para otras Comunidades, como Valencia y Andalucía, pero no engañan a nadie.

Resumiendo, el Gobierno de la Nación va a buscar como saltarse a la torera las disposiciones últimas del Tribunal Constitucional.

El detalle, y es aquí donde algún lector más versado en Leyes que yo quizá me pueda ayudar, es que el Gobierno no puede alterar, alegremente, la Constitución. Su propuesta es modificar la Ley del Poder Judicial para dar cabida a ciertos aspectos del Estatuto ese que votó una minoría de catalanes.



A lo mejor yo soy un poco obtuso, pero, hasta donde yo he logrado entender, hay una cosa clara.

El Tribunal Constitucional decidió que los artículos en cuestión no se atienen a nuestra Carta Magna, no a la Ley del Poder Judicial.

Sin saber de Leyes, pero sí algo de lógica aplastante y de reglas de tres, me planteo, a riesgo de estar escribiendo una bobada, lo siguiente:

si los puntos a debate del nuevo Estatuto minoritario catalán no tienen cabida en la Constitución,

si modificamos la Ley del Poder Judicial para que sí tengan cabida en ésta,

y si, en cambio, no tocamos el articulado constitucional,

de resultas de ésto ¿qué logramos?

¿Hacer constitucional el Estatuto?

¿O hacer inconstitucional la Ley del Poder Judicial?



Si yo no me equivoco, si tengo razón, la lógica también me dicta que un Partido Político no puede gobernar un País por encima de su Constitución, saltándose los preceptos de ésta por el forro de sus caprichos. Es lo más parecido a un golpe de Estado encubierto que se puede dar. Y el Presidente que permite y alienta esto, no puede seguir en el cargo ni un día más. Ni uno.

Me disculpen Ustedes si lo anterior es una estupidez típica del que habla sin saber. Les ruego me lo expliquen, para, en otra ocasión, no meter la pata. Gracias.

19 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

MUY BIEN PLANTEADO, Inisfree. Precisamente eso que dices trata de hacer el Gobierno : inconstitucionalizar las leyes para que el incostitucional Estatut encaje.

Lo que significa que para ellos cualquier Constitución, Ley Orgánica u Ordinaria son papel mojado que jamás respetarán si les molesta. Y tal cual lo dijo el Fundador pablo Iglesias.

Maribeluca dijo...

La explicación es llana y simple: alta traición...a la gente le dices esas palabrejas y te mira raro, como si se te ocurre mentar el "honor" o cosa semejante...en el reino de lo cutre y la caspa suena a folletín...sólo entienden el lenguaje de la Esteban, quien por cierto, pese a lo bestia, tiene un sentido patrio que ya lo quisiera esta panda de donjulianes...

inisfree dijo...

Por eso menciono, Tellagorri, el "pedigrí democrático" del Partido en el Gobierno. Y, en general, de la izquierda, poco amiga de aceptar ataduras ni encorsetamientos, o Leyes, que es lo que vienen a ser, para ellos.

inisfree dijo...

Es que, Maribeluca, parece que sería utilizar un lenguaje de otros tiempos. Hoy en día parecen términos proscritos. Pero ¿cómo llamar, si no, a la confabulación entre gobernantes nacionales y regionales para saltarse a la torera el dictamen del independiente órgano judicial que es el Contitucional?

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

Amigo Inisfree lo que hace ZP, contradecir al Tribunal Constitucional es precisamente anticonstitucional y atenta contra la sacro-santa Constitución de 1978 que tanto trabajo y tantos años de dictadura nos costó...y ahora este mandril y su cohorte de fascistas-catalanistas y demás "socialistas" quieren destruir y ningunear para dar satisfacción al Fascismo Catalanista de Carod y Puigcercós esos dos cerdos que solo se merecen ser degollados. Lo principal de esta tomadura de pelo es que atenta contra el principio fundamental de que todos los españoles somos iguales creando ciudadanos de primera clase (catalufos) y de segunda/tercera (el resto de los españolitos) y no sólo eso, atenta contra el dictado de una de las instituciones fundamentales del Estado que es el TC solo para chuparle el culo a esos catalanistas que le han dado el poder y sin los cuales no podría sacar ni una ley adelante.

Saludos.

inisfree dijo...

En cualquier país democrático, Carolus, estos tejemanejes se cortarían de raíz. Aquí no, aquí se considera casi normal. Debe ser que tenemos muy arraigado el gusto por la picaresca.

Pero es un juego muy peligroso. Si buscamos formas de saltarnos la Constitución para unas cosas, ¿por qué no para otras? ¿Y por qué sólo el Gobierno va a poder hacerlo?

Natalia Pastor dijo...

Lo acontecido con Zapatero y el Estatuto de Cataluña se encuadra sin ningún género de dudas, en el artículo 102 de la Constitución -relativo a la responsabilidad criminal del presidente y los miembros del Gobierno.

De hecho, Vidal Quadras ya planteó el hecho de que Zapatero debería ser enjuiciado por alta traición .

Candela dijo...

Yo creo, que si la modificación en la Ley Orgánica del Poder Judicial choca con la Constitución, o la contradice, dicha modificación sería nula de pleno derecho puesto que la Constitución es la Ley de Leyes, de rango máximo.
Eso esilegal y se podría recurrir, pero estamos en las mismas, mientras si mientras los nacionalistas seguirán su política de hechos consumados. Estamos como antes de que se dictara la sentencia del CGPJ, pero con más recochineo...

Soldado Vikingo dijo...

El PSOE se salta a las leyes a la torera cuando y como le da la gana, supongo que será por que se creen los defensores universales de los Derechos Humanos, la libertad y la cultura.
Si ya lo dice el refrán: "el que hace la ley hace la trampa".

Mairena Por el Cambio dijo...

Pues no sabrá usted de leyes, pero ha dado en el clavo, amigo. Totalmente de acuerdo. La lógica aplastante y la parte final sin fisuras: alta traición.

Saludos.

inisfree dijo...

Sí Natalia, y el Fiscal General del Estado ya estará trabajando en ello, ¿verdad?

inisfree dijo...

Lo que comentas de los hechos consumados, Candela, es otra. Vemos como, constantemente, en Cataluña se saltan a la torera lo que les da la gana. En Política Lingüística sobre todo. En Educativa, también. En Política Exterior, también.

Y lo hacen porque desde Madrid les dejan.

Por lo tanto, ¿quién es el primer culpable?

inisfree dijo...

Lo que pasa, Soldado, es que se supone que una Nación, por encima de quien la gobierne en cada momento, tiene articulados los sistemas y cauces adecuados para que ningún sinvergüenza pueda hacer, una vez en el poder, lo que le dé la gana.

Sí. Tenemos la manera de evitarlo. ¿Por qué no lo hacemos?

inisfree dijo...

Gracias Mairena. No creo que me matricule ya, a mi edad, en Derecho.
Pero, por si acaso, guardaré una copia de la entrada, para ver si me convalidan aunque sea Primero, jeje.

isra dijo...

Me va a permitir un modesto aporte.

Debemos negar la mayor. Pensar en el PSOE como un partido democrático que se comporta según los principios más básicos de la democracia (independencia de poderes) es excesivamente generoso para la cantidad de muestras que a lo largo de su historia ha dado en ese sentido.

Pero yo no me preocupo, cuando la gente se de cuenta que los jugadores del barsa ya no irán con la roja y ya no ganaremos el mundial saldrán a la calle por millones y a la mierda el estatut y la escoria politica.

inisfree dijo...

Bienvenido, isra, gracias por tu aportación.

Pués sí. El PSOE lleva la "rebeldía" en sus genes. No se pliega a menudencias como la separación de poderes, las Leyes, las Constituciones.

Tienen un fin último más importante. Perpetuarse en el poder.

Pero únicamente, eso sí, porque es lo que interesa a su amada España, claro.

Rafa Hernández dijo...

inisfree yo si supiera una milésima parte de lo que sabes tu de leyes me dedicaría en ratos libres a ejercer de abogado laboralista que falta hacen con los indeseables que hay aprovechándose de los obreros. "Hazlo te sacarás unas pelas que decían antes los catalanes y a la saca". Saludos.

inisfree dijo...

Nada, Rafa, es algo en lo que estoy "pez". Como digo en la entrada, lo mío es la "lógica".

Pero bueno, Zapatero está "pez" en ambas cosas. Ni lógica y ni Leyes... ni gobernar, ni Historia, ni Economía, ni...

zurigorri dijo...

Tampoco yo entiendo demasiado de leyes y también hay varias cosas que considero ilógicas.

Primero, la existencia de un tribunal constitucional como el que existe. Ese garante de la carta magna (que no proviene de ningún tribunal sino de un parlamento) que se reparten "conservadores" y "progresistas" en esta justicia tan independiente y eficaz.

El pedigrí democrático del país es dudoso desde mucho tiempo antes de esto. Pero no cabe ninguna duda de que es correcto que lo pongas en tela de juicio, cuando las instituciones representativas (democráticas) de la población aprueban algo y un tribunal que ningún ciudadano ha podido elegir (nada democrático)lo corrige.

Me resulta interesante lo sagrada que resulta la constitución. Una constitución para la que se establecieron unos cauces de reforma más restrictivos que los que rigen en otros países para tratar de estabilizar un proceso democrático y de transición entre la dictadura y el periodo actual.

La constitución, aún hecha por personas y votada en su momento por ciudadanos, está por encima de todo.
Por encima, incluso, de los 35.100.000 ciudadanos que había en españa en 2008 y que jamás pudieron decir ni mú sobre ella porque no habían nacido o no tenían edad para votarla (sobre 46.150.000 empadronados en la fecha)